El endeudamiento de los Hogares Argentinos

Compartir en redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Resumen:                                                                      Descargar informe en PDF

Por lo general el endeudamiento, y especialmente en argentina, tiene una connotación negativa. Sin embargo, es el medio por el cual las personas, hogares y gobiernos pueden aumentar su consumo presente y desarrollar planes de inversión. Por lo tanto, es bueno siempre y cuando dicho endeudamiento se encuentre dentro de un “marco sustentable” y presente “condiciones de sostenibilidad en el tiempo”. Dicho marco y condiciones se encuentran regulados por la “forma institucional de la moneda”.

La actual inestabilidad financiera de la argentina enmarcada por condiciones de insostenibilidad de la deuda pública, un bajo nivel de crédito a las empresas y hogares, elevadas tasas de interés, un sector financiero altamente favoreció y un alto nivel de pobreza, conllevan necesariamente rediscutir la “forma de la moneda”. Lo cual implica un debate sobre: i) el acceso y la calidad de los bienes y servicios públicos, ii) el sistema financiero argentino, especialmente en la creación secundaria de dinero que realizan los bancos y a la forma de adquisición y registración de activos (por parte de las personas) necesarios para el desarrollo humano.
 El presente trabajo tiene como objetivo brindar información sobre las características del endeudamiento de los hogares argentinos, esperando que el mismo sea un aporte al objetivo general planteado en el párrafo anterior.

A septiembre del 2018 el endeudamiento de los hogares argentinos era del 7,6% del PIB, 2,6 puntos porcentuales (p.p) por debajo del nivel de diciembre del 2001 (ver Gráfico 1).  El endeudamiento de los hogares argentinos durante los últimos 20 años es bajo comparado internacionalmente, incluso es uno de los más bajo entre los países latinoamericanos (ver Gráfico 5 y Gráfico 6).

A diferencia de diciembre del 2001 el 90% del endeudamiento se encuentra denominado en pesos. Por lo cual dicho endeudamiento no genera shocks sobre la demanda de divisas, y la cadena de pagos no se encuentra expuesta al descalce de monedas.  Por lo tanto, ante una crisis similar a la de diciembre de 2001, desde el punto de vista contractual no sería tan complicada. Entonces la cadena de pago únicamente se puede ver comprometida por una caída importante en el nivel de actividad que afecte los ingresos de los hogares y empresas.

El comportamiento de los hogares argentinos en materia de endeudamiento es diferente a los hogares norteamericanos, estos últimos tienen un alto endeudamiento (65% del PIB) destinado principalmente a viviendas y a servicios de educación universitaria (ver Gráfico 4), es decir una gran parte de la deuda se destina a inversión y desarrollo humano. Mientras que los hogares argentinos se endeudan para consumo (mediante préstamos personales y tarjetas de crédito) (ver Gráfico 3).

El ajuste monetario del BCRA mediante la absorción de circulante respondió de forma desigual en las provincias (ver Cuadro 1). Los hogares de las provincias más pobres restringieron su crédito mucho más fuerte que los hogares de las provincias más ricas, entre las provincias más afectadas se encuentran Jujuy, Santa Cruz, Chubut, Misiones y Salta. Obviamente esta caída impacta en el consumo, en el producto bruto interno geográfico y en las cuentas fiscales provinciales.

Respecto del costo de los instrumentos se observan tasas nominales elevadas para la mayor parte del periodo. Mientras que la mayoría de las tasas reales se muestran positivas hasta septiembre de 2015 (donde comienza un alto periodo de volatilidad en la tasa real de todos los instrumentos) con excepción de las tasas de adelantos en cuenta corrientes, préstamos personales y tarjetas de crédito (68% del endeudamiento de los hogares) donde siguen predominando tasas reales positivas.

Gráficos:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Cuadros:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.