Demanda de divisas y deuda pública contingente

Compartir en redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Resumen:                                                                                Descargar informe 

La demanda de divisas es una herramienta fundamental a la hora de analizar la fragilidad financiera de los países, especialmente de los países latinoamericanos. Dicha herramienta permite anticipar posibles crisis de liquidez, que atentan contra la capacidad de pago de la deuda denominada en moneda extranjera. Por otra parte, su evaluación permite tener una acabada compresión respecto de la deuda pública contingente. La cual surge ante la necesidad de las autoridades monetarias de satisfacer dicha demanda cuando la crisis de liquidez se evidencia1, tomando nueva deuda denominada en moneda extranjera. El endeudamiento de las autoridades monetarias no es considerado “deuda pública”, sin embargo, si estas no hacen frente a los pagos los estados nacionales deberán responder por ellas. Como ejemplo podemos citar los acuerdos de Argentina con el FMI, los cuales se registraban en el balance del BCRA, tras la decisión política de Néstor Kirchner de cancelar la deuda con el FMI en el año 2005, dichos pasivos pasaron a ser deuda pública mediante la emisión de una letra intransferible al BCRA por parte del estado argentino, incrementando así el stock de deuda pública.

Del estudio se desprende que los países más vulnerables ante la demanda de divisas son: Argentina, El Salvador, Costa Rica, Nicaragua y la República Dominicana. Para mantener el equilibrio con el stock de reservas internacionales más la entrada de divisas, en términos de exportaciones a los países le estarían faltando: un año de exportaciones a la Argentina, tres trimestres a El Salvador, un trimestre a Costa Rica y a la República Dominicana. Por lo cual dichos países se encuentran altamente vulnerables a posibles ataques especulativos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Cuando se analiza desde la capacidad de pago de la deuda pública, se observa que la Argentina es la más vulnerable. La la demanda de divisas para el pago de amortizaciones e interés del BCRA y el gobierno nacional a diciembre de 2018 alcanzaba los USD 88.191 millones, este monto es sumamente superior a los USD 65.786 millones de reservas internacionales que poseía el BCRA. Como se desprende del Cuadro 11 la situación argentina respecto del pago de los vencimientos de la deuda a diciembre del 2018 es peor que la suscitada en abril de 2018, mes en el cual el gobierno decidió pedir un préstamo al FMI. A Fines de abril de 2018 el BCRA y el gobierno argentino presentaban vencimientos de amortizaciones e intereses en moneda extranjera a 12 meses por USD 73.308 millones.
Al analizar la demanda de divisas de corto plazo (30 días), se observa que todos los países cuentan con reservas suficientes, sin embargo, se puede observar una fuerte presión de sobre las reservas internacionales. A diciembre de 2018 la demanda a corto plazo de la República Dominicana representa el 76% de sus reservas oficiales; mientras que para Argentina representaba el 71,8% de las reservas; ambos son valores muy altos. Para la Argentina el mayor componente de la demanda de divisas a corto plazo (30 días) es el pago de servicios de la deuda (amortizaciones e intereses) del BCRA y del gobierno, a fines de diciembre de 2018 dichos vencimientos ascendían a USD 34.257 millones.

Respecto de la deuda pública contingente se observa que varias autoridades monetarias han incrementado la ratio pasivos externos – activos externos. Es decir, han incrementado sus reservas internacionales debido a que han tomado prestamos en moneda extranjera. Entre los más vulnerables se encuentra Nicaragua donde los pasivos externos del Banco Central representaban a diciembre de 2018 el 72% de los activos externos; y la Argentina donde la ratio alcanzaba el 34%. Estos pasivos externos de los bancos centrales son deuda pública contingente de los estados nacionales. Los países con mayor deuda pública contingente producto de la demanda de divisas en valores nominales a fines del año 2018 son República Dominica (USD 20.222 millones), Brasil (USD 17.661 millones) y Argentina (USD 17.559 millones). En el caso de la Argentina, luego de la corrida de abril de 2018, el Banco Central de la República Argentina (BCRA) debió reforzar sus reservas internacionales, por lo cual tomo nuevos préstamos con el FMI, BIS, Banco Mundial y el Banco de la República Popular de China (PBC).

En cuanto al impacto de la deuda pública contingente sobre el stock de deuda pública, entre los países de mayor impacto se encuentran República Dominicana (47,7%), Nicaragua (28%) y Costa Rica (26%). En cuanto a Brasil y Argentina si bien ambos tienen un valor nominal muy superior al resto de los países el impacto en el stock de deuda es bajo. Sin embargo, la argentina con dicho incremento la ratio deuda – pib estaría en el orden del 100%.

3 comentarios en “Demanda de divisas y deuda pública contingente

  1. Interesante abordaje del aspecto contingencia en materia de deuda publica. Existe un consenso internacional en la identificacion, valuacion y estimacion de las contingencias fiscales que pueden incrementar sustancialmente la deuda soberana de los paises. En Argentina, este enfoque hubiera prevenido por ejemplo la gran pesificación asimetrica que se realizo en el año 2002 para eliminar el riesgo de moneda de las entidades bancarias. Asumiendo que en este calculo los valores de demanda de divisas refieren a las ¨divisas necesarias netas de ingresos¨ y en manos del sector privado, creo que la fragilidad externa de la economía Argentina podría ser el eje de los desequilibrios macroeconomicos que estamos viviendo en este año 2019. Gran articulo Facundo!

    • Muchas Gracias Cecilia Mondolo !!! … mí gran mentora en esta profesión.
      Y sin lugar a duda la fragilidad externa es el gran problema de la Argentina, respecto del 2001 debemos recordar la famosa frase: «La historia se repite dos veces, primero como tragedia y después como farsa». Lo cual nos obliga a un examen más profundo de nuestra institución “la moneda”, es decir del sistema de crédito en Argentina.
      Te mando un beso enorme !!!

  2. Pingback: Reestructurando la deuda pública: Y ahora, ¿Qué? - Facundo Rodríguez Blog

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.