Las empresas con mayor riesgo de default

Compartir en redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

 

La situación de las empresas argentinas ya era complicada antes de la cuarentena, la crisis de default de la Argentina provocó una fuerte caída en el precios de los bonos y acciones argentinas afectando fuertemente a sus portafolios de activos los cuales obviamente incidieron sobre los balances de las mismas. Por otra parte la cuarentena generó una fuerte caída en el nivel de actividad de todos los sectores, por lo cual los ingresos cayeron y una parte de estos muy probablemente deban ser cubiertos con un mayor endeudamiento. Sí sumamos a estos dos factores los 8 años de estancamiento de la economía argentinas, veremos que es altamente probable una oleada de quiebras. La columna vertebral del sistema productivo son las grandes empresas que cotizan en la bolsa, sí una de ellas quebrara también estarían afectadas varias pymes, el ingreso de algunas provincias y municipios, los puestos de trabajo y los ingresos de los hogares.

El gobierno ha establecido algunas medidas tendientes a alivianar la situación, principalmente de las pequeñas y medianas empresas. Sin embargo, se desconoce la magnitud del problema, principalmente de las grandes empresas. Por lo cual sería preciso que el gobierno y la oposición empezaran a realizar un seguimiento del riesgo de las principales empresas que cotizan en la bolsa, que podrían originar una «contingencia fiscal» inminente para el Estado Nacional o un mayor costo financiero para el BCRA (déficit cuasifiscal), dependiendo de que tipo estrategia el gobierno adopte para salvar a dichas empresas del quebranto.

Por otra parte, varias de estas empresas participaron de la fuga de capitales durante los últimos años, una de sus formas es el endeudamiento con el exterior. El último informe del INDEC a diciembre de 2019, observa vencimientos de deuda externa del sector privado por USD 26.673 millones exigibles dentro de los 30 días. Por lo cual la forma del endeudamiento y el acreedor no es una cuestión menor.

A continuación solo trato de dar un breve descripción sobre la situación financiera de dichas empresas, obviamente acotado a los tiempos, recursos y disponibilidad de datos. Claramente el tema merece una mirada más detalla principalmente en relación a: una base de datos homogénea, a los ingresos provenientes por exportaciones, el perfil de vencimientos de los servicios de la deuda (capital e intereses), el peso del gasto en personal sobre los ingresos, posición financiera y por último un análisis del acreedor (fuga).

Los datos analizados provienen de la plataforma TradingView e Investing, y corresponde al último balance presentado en la bolsa por parte de las empresas, algunos con fecha de diciembre 2019 y otros a marzo 2020, por lo cual los datos no son homogéneos. Definimos como deuda a todas las obligaciones de arrendamiento capitalizadas y que devengan intereses, la cual incluye a la deuda de corto y largo plazo.

En términos nominales sobre las 68 empresas que mayor volumen de negociación registran en la bolsa, YPF es la empresa que mayor deuda registra (USD 10.000 millones), en segundo lugar se encuentra Cresud (USD 6.018 millones), luego siguen IRSA (USD 5.449 millones), Telecom (USD 2.782 millones), Cablevisión (USD 2.782 millones) y Pamapa Energía (USD 1.952 millones).  Las 68 empresas registran una deuda de USD 38.433 millones, las primeras diez empresas acumulan el 85% del endeudamiento (USD 33.033 millones). Es decir las primeras diez empresas registran un monto equivalente al 48% de la deuda en proceso de renegociación con tenedores privados o el equivalente al 46% de la fuga de capitales entre los años 2015 – 2019.

Gráfico 1: Deuda de las principales empresas argentinas

Sin embargo, para tener una dimensión de la situación financiera de la empresa dicho endeudamiento debe ser comparado con el capital de la empresa, sus activos totales y el valor de la empresas en el mercado.

1. Deuda en relación al capital de la empresa

El ratio deuda sobre capital mide la relación entre la deuda y el capital aportado por los accionistas, muestra hasta qué punto el capital de los accionistas puede cubrir las obligaciones de una empresa con los acreedores en caso de liquidación. Por lo cual es un índice utilizado para medir el apalancamiento financiero de una compañía.

Cuando ordenamos de mayor a menor la de deuda en relación al capital para las empresas argentinas, encontramos entre las primeras cinco empresas a Cresud (la deuda es 431% respecto al capital), IRSA (401%), Molinos (310%), Banco Hipotecario (261%) y Celulosa Argentina (206%). Para un total de 69 empresas analizadas, 12 empresas presentan un ratio superior al 100%.

Gráfico 2: Deuda en relación al capital de las empresa

El ratio deuda sobre activo total, sirve para establecer una métrica del grado de endeudamiento de una empresa en relación al total de sus activos. Por lo general se considera un ratio adecuado aquel que se encuentre entre los valores del 40 y 60%. Valores superiores al 60%, denotan un alto financiamiento con terceros que puede implicar un alto pago de intereses e incluso perdida de autonomía en la administración y gestión de la empresa. Por otra parte si el ratio se encuentra por debajo del 40%, la empresa contaría con un nivel de recursos propios muy elevado.

Cuando analizamos el stock de deuda en relación al capital, encontramos entre las primeras cinco empresas a Cresud (65,7 es la deuda respecto a los activos), IRSA (65,1%), Molinos (52,5%), Ledesma (51,1%) y Celulosa Argentina (46,4%). Solo dos empresas (Cresud e IRSA) de las 69 empresas tienen un ratio superior al 60%. Por lo cual la mayoría de las empresas.

Gráfico 3: Deuda en relación al activo de las empresas

3. Deuda en relación al valor de mercado de la empresa

Al observar la deuda de cada empresa en relación a su capital vemos que existen tres empresas claramente separadas del resto, la primera es Cresud que tiene un nivel de endeudamiento de 17 veces superior a su valor como empresa, IRSA (deuda 13 veces superior al su valor de mercado) y TGLT (deuda 12,3 veces su valor de mercado). En menor media siguen Celulosa Argentina (deuda 3,9 veces su valor de mercado), San Miguel AG (deuda 3,3 veces su valor de mercado) e YPF (deuda 2,9 veces su valor de mercado).

4. Mapeando riesgos

a) Empresas con alto endeudamiento respecto al capital y los activos

Una forma de identificar las empresas con mayor riesgo sería observando aquellas que tienen ratios elevados de deuda con respecto al capital y los activos. En el siguiente gráfico se puede observar que Cresud e IRSA son las empresas claramente con los mayores ratios. Luego se encuentra un segundo grupo de empresas compuesto por Mola, Ledesma, Celulosa, Fiplasto y el Banco Hipotecario.

Gráfico 4: Deuda en relación al capital y los activos

b) Endeudamiento atenuado

También podríamos considerar que las empresas pueden vender parte de sus activos para pagar deuda. Para ello utilizamos el concepto de deuda neta, es decir la deuda total menos los activos, por lo cual realizamos nuevamente el gráfico anterior considerando ahora el ratio deuda neta – activos. En el gráfico podemos observar que aún vendiendo todos sus activos para pagar sus deudas, la mayoría de las empresas seguirían teniendo deuda. Esto agudizaría aún más el problema, imaginen a todas las empresas liquidando sus activos, esta mayor oferta de activos (acciones, bonos, propiedades, etc) haría caer sus precios, por lo cual el nivel de deuda sería aún mayor al previsto por el ratio deuda neta sobre activos (en economía este proceso es conocido como deuda – deflación). Vemos que aún considerando la venta de activos las empresas con mayor riesgo siguen siendo Cresud, IRSA, Ledesma, Molinos, Celulosa Argentina y Fiplasto.

Gráfico 5: Endeudamiento atenuado por los activos

c) Empresas con alto riesgo en el corto y largo plazo

Finalmente podríamos realizar un gráfico de dispersión entre las razones deuda neta sobre activos y activos corrientes sobre pasivos corrientes. El último ratio nos permite identificar las empresas que no logran cubrir su pasivos de corto plazo con los activos de corto plazo. Por lo cual si existe un proceso de endeudamiento, claramente esta destinado a cubrir estas diferencias. Cuando mayor es la brecha entre el activo corriente y el pasivo corriente, mayor serán los recursos financieros destinados a tal fin y obviamente esto implica un mayor riesgo. Entonces las empresas con mayor riesgo serán las que tengan un ratio deuda neta sobre activo mayor a cero y un ratio de activo corriente sobre pasivo corriente inferior al 100%.

Entre las empresas con mayor riesgo encontramos a YPF, Cablevisión, Banco Hipotecario, Loma Negra, Molinos, Phoenix Global Resources, Edenor, Metrogas y Havana, es decir el 13% de las empresas presenta un riesgo alto (Recuadro rojo en el gráfico). Luego existe un segundo grupo de 25 empresas (riesgo medio), estas se caracterizan por imposibilidad de cubrir sus deudas mediante la venta de activos, sin embargo, sus activos de corto plazo son superiores a los pasivos de corto. Este último grupo que comprende el 36% de las empresas puede verse fuertemente afectado por la caía en el nivel de actividad, por lo cual en los próximos meses sus pasivos de corto plazo podrían superar a los activos de corto de la empresa.

Gráfico 6: Empresas con riesgo alto y medio
Riesgo Alto y Medio

5. Deuda por sector e industria

Los sectores con mayor endeudamiento son el financiero (USD 15.635 millones), minerales energéticos (USD 11.265 millones), comunicaciones (USD 5.564 millones), servicios públicos USD 3.277 millones) y minerales no energéticos (USD 890 millones).

Cuando observamos por tipo de industria vemos que las industrias con mayor nivel deuda son desarrollo inmobiliario (USD 12.124 millones), petrolera (USD 10.522 millones), eléctricas (USD 3.277 millones) y bancos regionales (USD 3.211 millones).

Gráfico 7: Deuda por sector

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.