Las empresas con mayor riesgo de default

 

La situación de las empresas argentinas ya era complicada antes de la cuarentena, la crisis de default de la Argentina provocó una fuerte caída en el precios de los bonos y acciones argentinas afectando fuertemente a sus portafolios de activos los cuales obviamente incidieron sobre los balances de las mismas. Por otra parte la cuarentena generó una fuerte caída en el nivel de actividad de todos los sectores, por lo cual los ingresos cayeron y una parte de estos muy probablemente deban ser cubiertos con un mayor endeudamiento. Sí sumamos a estos dos factores los 8 años de estancamiento de la economía argentinas, veremos que es altamente probable una oleada de quiebras. La columna vertebral del sistema productivo son las grandes empresas que cotizan en la bolsa, sí una de ellas quebrara también estarían afectadas varias pymes, el ingreso de algunas provincias y municipios, los puestos de trabajo y los ingresos de los hogares.

El gobierno ha establecido algunas medidas tendientes a alivianar la situación, principalmente de las pequeñas y medianas empresas. Sin embargo, se desconoce la magnitud del problema, principalmente de las grandes empresas. Por lo cual sería preciso que el gobierno y la oposición empezaran a realizar un seguimiento del riesgo de las principales empresas que cotizan en la bolsa, que podrían originar una «contingencia fiscal» inminente para el Estado Nacional o un mayor costo financiero para el BCRA (déficit cuasifiscal), dependiendo de que tipo estrategia el gobierno adopte para salvar a dichas empresas del quebranto.

Por otra parte, varias de estas empresas participaron de la fuga de capitales durante los últimos años, una de sus formas es el endeudamiento con el exterior. El último informe del INDEC a diciembre de 2019, observa vencimientos de deuda externa del sector privado por USD 26.673 millones exigibles dentro de los 30 días. Por lo cual la forma del endeudamiento y el acreedor no es una cuestión menor. Sigue leyendo